Relaciones sexuales escasas

Hay diferentes motivos por el que una persona puede tener relaciones sexuales escasas, desde la falta de apetito sexual, la rutina en la pareja o un atractivo físico algo escaso.

En cualquiera de estos casos o en algunos  más que pueden surgir tener relaciones sexuales escasas no implica directamente que no tengamos orgasmos de manera muy frecuente, ya que no solo podemos obtenerlos con una persona, algunos orgasmos en soledad mediante la masturbación pueden hacer que llevemos una vida sexual plena y satisfactoria pero sin la ayuda de una segunda persona.

Puede ocurrir que llevemos mucho tiempo con una pareja y que la rutina se apodere de sus relaciones sexuales, reduciéndolas al mínimo, pero no por ello siendo menos infelices, ya que una pareja con los años busca la felicidad en otras cosas y el sexo pasa a un segundo plano.

Si nuestra desdicha es ser poco agraciado físicamente siempre podemos recurrir a la masturbación o a señoritas de compañía, por unos pocos euros tendremos relaciones sexuales satisfactorias en muy poco tiempo.

Si por el contrario nuestro motivo es que tenemos una vida demasiado estresante por el trabajo, la familia, el día a día, y un sinfín de problemas acumulados, es más que probables que llevemos una vida sexual de lo más aburrida, otorgándole más tiempo del que debiéramos al resto de problemas y olvidándonos de que con un buen orgasmo se piensa en la mayoría de las veces con mucha más claridad.

Seas como seas las relaciones sexuales son algo que el ser humano necesita para descargar tensiones y sentirse más aliviado en las rutinas diarias, el sexo ya sea solo o en soledad es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, por lo que si no podemos mantener relaciones sexuales lo más recomendado es que busquemos alternativas que nos gusten como teléfonos eróticos, juguetes, revistas o videos, pero  no dejemos que nuestra sexualidad se apague definitivamente, la necesitamos desde el momento en el que nos desarrollamos sexualmente hasta que nos apagamos, no podemos vivir sin ella, nos facilita mucho la vida diaria.