El orgasmo simultáneo en una relación sexual

Mientras que el orgasmo simultáneo es un mito en algunas relaciones de pareja, en otras es algo muy habitual. Muchas parejas se lo establecen como una meta a alcanzar… desgraciadamente no siempre son capaces de conseguirlo.

Lo peor de todo es que en la búsqueda hacia esa sincronización podemos conseguir insatisfacción. Digamos que es como si estuviéramos cronometrando el placer.

No tenemos que proponernos esto como meta; en el caso de que uno termine antes que el otro, solo tendrá que seguir satisfaciendo al otro para que él también pueda llegar a disfrutar de la experiencia.

A continuación te vamos a comentar algunos de los riesgos de buscar el orgasmo simultáneo.

 

 Riesgos de la búsqueda del orgasmo simultáneo

 

Obsesión: Si estamos siempre pendientes de si nuestra pareja llega o no al orgasmo seguramente nosotros veamos afectado nuestro placer. En la mujer, por ejemplo, se puede experimentar una pérdida de lubricación; lo que hará que se puedan producir dolores tanto en ella como en el hombre y así la relación sexual fracase.

Por otra parte, el hombre puede tener algunos problemas de erección o bien eyacular de forma rápido.

 

Fingir: Otro de los problemas que puede producir esta sincronización tan específica es que el miembro de la pareja que no ha llegado al placer, para no defraudar a la otra, llegará hasta a fingir. Esto, en un principio, no debería ser un problema; sin embargo, si se repite en el tiempo puede llegar a traducirse en infidelidades ya que esta persona insatisfecha buscará fuera lo que no tiene en casa.

Aléjate de esa presión que te estás autoimponiendo y tan solo céntrate en disfrutar lo máximo posible. Aguanta lo que puedas y si te aceleras no pasa nada, tienes recursos para corregirlo.