Tener sexo por teléfono es una fantástica manera de pasar un buen rato con tu pareja o incluso para mantener una relación con su amante. Puede que al principio te sienta
un poco tonto o intimidado ante la idea de hablar sucio por teléfono, pero una vez que le cojas el truco y te sueltes verás que es una nueva experiencia para obtener placer. Si quieres saber cómo hacerlo, sólo tienes que seguir estos pasos.

Banner-telefonoscalientescom.png

1) Elija el momento adecuado para hablar sucio. Si quiere tener una sucia y caliente conversación telefónica entonces tienes que asegurarte de que tanto tú como tu pareja o amante están solos y listos para empezar a tener una conversación sexy. Tu sesión de sexo por teléfono no va a ir muy lejos si tú estás listo en la cama mientras que tu pareja está teniendo una cena con su madre. Planifica esa ocasión de hablar sucio con antelación para que los dos estéis libres y solos en casa o en vuestras habitaciones.

2) Siéntete sexy. Tomate un baño caliente agradable y ponte una ropa cómoda. Tú mismo has de verte sexy y atractivo para tener sexo telefónico. Incluso si la persona con la que hablas no va a ser capaz de ver lo que llevas puesto. Puedes frotarte con un poco de aceite o loción perfumada, es un truco que hacen muchos hombres con los que he practicado sexo por teléfono. Muchos de ellos tenían el aceite a mano mientras los dos manteníamos esa conversación caliente y nos masturbábamos.

3) Establecer un buen ambiente. ¿Tendrías sexo con tu ropa sucia por todas partes de la habitación y contenedores de comida para llevar vacías por todas partes tu escritorio? Esperemos que no. No debes iniciar una sesión de sexo por teléfono hasta que estés en un ambiente propicio. Sólo con limpiar tu espacio, bajar las luces y encender algunas velas, o una cama acogedora hará que el clima se caliente y puedas ponerte manos a la obra.

4) No lo pienses en ello. Antes de levantar el teléfono o comenzar a mandar SMS´s no analices cada palabra que le vas a decir a la chica. Ni siquiera si nunca has practicado sexo por teléfono, el proceso lo sentirás de forma más natural si simplemente te relajas y te preparas para lo que viene.

5) Intenta empezar estando ya caliente. Esto no significa que debas empezar a tocarte antes de comenzar a hablar por teléfono – a menos que quieras – pero sí significa que debes comenzar a ponerte caliente y empezar a dejar volar tu imaginación antes de realizar la llamada para que a continuación el sexo por teléfono fluya mejor. Cierra los ojos y piensa en tu fantasía sexual más caliente, o recuerda la última vez que tuviste sexo. Si te ayuda, puedes acariciar suavemente tu cuerpo para entrar en calor, aunque lo mejor es que ahorres las energías para cuando esa persona descuelgue el teléfono.

 

Cómo lograr un orgasmo por teléfono

El sexo telefónico no podía estar más de moda. O bien podemos contratar un servicio de chicas que nos digan todo tipo de guarradas a través del aparato, o bien se lo podemos proponer a nuestra pareja para probar algo nuevo en la relación.
En cualquier caso, no siempre es posible alcanzar la excitación de esta manera. Tenemos que pensar que la otra persona no va a estar físicamente para nosotros; el único recurso que vamos a tener a nuestra disposición es su voz para poder guiarnos. De nosotros dependerá utilizar nuestras manos para poder llevar la situación por buen camino.

Algunos trucos para alcanzar el orgasmo por teléfono

Un juego de seducción

Tenemos que ver el sexo por teléfono como un juego en el que, a través de una llamada trivial, empezaremos a dar detalles cada vez más tórridos. La idea es ir seduciendo poco a poco para ir aumentando el deseo de nuestra pareja.
Es un error empezar con frases del tipo “¿Estás ya desnuda?” o similares porque lo único que haremos será correr demasiado y esto no siempre le gustará a nuestra pareja.
Inicia una conversación normal y dale un giro sexual muy poco a poco.

Céntrate

A la hora de estar al teléfono para tener sexo por ese dispositivo, al no estar acostumbrados, existe la posibilidad de que nos distraigamos con cualquier cosa. Nosotros te recomendamos que dejes la mente en blanco, que olvides todos tus problemas por unos minutos y que solamente te centres en lo importante: en que tienes a alguien al teléfono a quien tienes que satisfacer de la mejor manera posible.
Puede sonar algo complicado, pero ya te aseguramos que con práctica y esfuerzo te convertirás en todo un profesional a la hora de cómo lograr un orgasmo por teléfono.

¿Hay algún problema en practicar sexo telefónico?

El sexo telefónico ha existido desde que existe el teléfono. Es una forma como cualquier otra de practicar sexo y satisfacer las necesidades sexuales de las personas. El sexo telefónico también se extiende a través de diferentes culturas, y algunas culturas lo aceptan más que otras. Muchas personas se preguntan si practicar sexo telefónico está mal o si no se debe hacer.

¿Es un error practicar sexo telefónico?

¿Qué hay de malo en que lo hagas?

Cada cultura, cada país y cada persona tiene diferentes puntos de vista y creencias acerca de lo que está mal y lo que no. Por lo tanto, cuando se trata de determinar si practicar sexo telefónico es “malo” o no, no se puede simplemente acatar un conjunto de creencias porque es probable que en otras diez mil creencias que crea de manera diferente.

Por ejemplo, hay algunas sectas estrictas y otras religiones que creen que practicar sexo telefónico o ver porno está francamente mal, incluso que la masturbación está mal, mientras que muchas otras religiones y culturas sienten que todas estas cosas o algunas de ellas están muy bien. Algunas personas consideran que el sexo telefónico es “sucio” y por lo tanto sienten que practicarlo es “malo”, pero a otros les resulta completamente aceptable.

¿A ti personalmente practicar sexo telefónico como hace que te sientas? ¿Coincide con tus creencias religiosas y morales?

Puedes analizar y pensar en cómo te sientes acerca del sexo telefónico, y decidir lo que es correcto para ti, pero personalmente haz todo lo posible para no imponer tus creencias a otra persona, porque siendo realistas, es probable que tenga un conjunto completamente diferente de costumbres y creencias.

Quizás tú no apruebas la práctica del sexo telefónico, o simplemente no la practicas, pero te da lo mismo, sin embargo, a tu pareja, realmente puede gustarle practicar sexo telefónico y lo hace regularmente. Puedes sentir que tu pareja es adicta a llamar a número de teléfono calientes, cuando en realidad es probable que no lo sea, simplemente es una forma de satisfacer sus necesidades sexuales. Si realmente te molesta, trata de ser abierto y honesto con tu pareja. No se puede cambiar a alguien, sólo se puede cambiar la forma en que tú reaccionas a lo que hace. No obligue a seguir sus creencias a nadie y si estás con alguien que se siente de manera diferente acerca de practicar sexo telefónico, tome tiempo para hablarlo con él y llegar a un término medio. Relájate un poco y ¡todo el mundo es diferente!

Como el sexo telefónico puede mejorar una relación de pareja

En el caso de que hayas visto que tu relación ha caído en la rutina y que quieres encontrar una manera para poder cambiar las cosas, es probable que el sexo telefónico os pueda ayudar. De hecho, cuando una pareja acude a un sexólogo, lo primero que les aconseja es que prueben cosas nuevas y excitantes.

Cómo ya te puedes llegar a imaginar, una llamada de sexo telefónico puede entrar dentro de esta categoría.

¿Quieres saber cómo el sexo telefónico puede mejorar tu relación de pareja? Sigue leyendo para poder descubrirlo.

Algunas ventajas del sexo telefónico

Lo primero que tienes que saber es que este tipo de sexo os dará unas nuevas reglas para poder jugar. Aquí ya no tenemos la típica estimulación visual, por lo que solo nos vamos a concentrar en lo que escuchemos y en activar nuestra imaginación.

Es un error intentar ir demasiado rápido. Al fin y al cabo, no deja de ser una modalidad de sexo y, cómo tal, conviene ir poco a poco.

La idea es actuar como si estuviéramos con los preliminares.

Empezaremos con una conversación banal sobre cualquier cosa que nos pueda haber pasado a lo largo del día e iremos introduciendo matices sexuales en ella. El objetivo será ir caldeando el ambiente de forma progresiva.

A partir de aquí, vosotros vais a decidir cómo queréis continuar; puede que decidamos estimularnos nosotros mismos o, llegado el punto, decidáis poner fin a la llamada y reuniros en algún lugar en donde tener relaciones sexuales… esto es decisión vuestra.

Sólo una recomendación: no tengáis sexo telefónico desde la misma habitación. El hecho de escuchar la voz del otro de fondo lo único que va a hacer es que se os corte