El teléfono porno es un servicio recreativo que, de la misma manera que las páginas web pornográficas.

Ha aumentado el número de consumidores en los últimos años.

Para que puedas conocerlo más en detalle, hemos preparado un pequeño listado con todas sus características.

Características del teléfono porno

  • Es completamente anónimo: ¿Te preocupa que alguien se entere de que llamas al teléfono porno?

    Teléfono Porno

    ¡Puedes dejar de darle vueltas a esta idea!
    Y es que estamos hablando de un tipo de servicio completamente anónimo en el que no tendrás que dar ni tu nombre, ni nada relacionado.
    Si lo que te preocupa es que puedan detectar la llamada a través de la factura de teléfono, lo que puedes hacer es pedir que no te la manden en papel, sino que lo hagan directamente a tu e-mail.
    Así, nadie más que tu sabrá la verdad.

  • Hay diferentes servicios: Aunque lo más habitual es llamar al teléfono porno para hablar con chicas, lo cierto es que hay diferentes temáticas.
    Es posible hablar con chicas más jóvenes o más maduras, con amas de casa que están aburridas en casa, con universitarias que se quieren sacar un dinerillo extra, con homosexuales, travestis que se disfrazarán para ti, escuchar relatos eróticos. Y es que el teléfono porno evoluciona al mismo tiempo que lo hacen los clientes, para dar un servicio óptimo.
    Disfruta de una línea porno llamando al número de la imagen.
    En el caso de buscar variedad entonces entra en teléfonos calientes.

No olvides, el que llama manda

  • Tu tienes el control: A diferencia de con una práctica sexual convencional, en el sexo a través del teléfono te puedes olvidar de tener que satisfacer a la otra persona.
    En lugar de ello, tan solo céntrate en las palabras y en tu placer. Además, puedes hacer lo que quieras en cualquier momento: si te quieres masturbar, si tienes que irte, si quieres colgar porque te has aburrido, simplemente hazlo y ni tan siquiera hace falta que digas nada.
  • Precios: Al hacer una llamada a un teléfono porno estarás haciendo una llamada premium, y esto significa que el precio que tendrás que pagar es más elevado.
    Ahora bien, hay una auténtica guerra de precios entre diferentes compañías, por lo que seguramente podrás encontrar costes más económicos con tan solo buscar un poco. Y no solo eso, sino que hay entidades que te permiten probar los servicios de forma gratuita durante los primeros minutos, lo que se traduce en un ahorro de lo más importante.

Estas son las claves principales del teléfono porno, un servicio que marca la diferencia.

Cómo llamar a un teléfono porno

El sexo telefónico no puede precipitarse.

Al igual que necesitas tiempo para disfrutar de los juegos previos del sexo apasionado en la cama, tienes que ser paciente y establecer el estado de ánimo adecuado antes de empezar a hablar sucio en un teléfono porno. Hablar por teléfono a altas horas de la noche hará que la conversación se sienta mucho más sexy y más traviesa de forma natural.

Para empezar cuando llames a un teléfono porno puedes sólo bajar la voz hasta que esta quede casi en un susurro y seguir hablando.

Esto hará que la conversación se vuelva más íntima y los dos os vayáis poniendo calientes. Recuerda que debe ser paciente y asegurarte de que tienes al menos una hora de tiempo a solas y sin interrupciones.

No tiene que decirle a la chica que deseas tener sexo por teléfono para iniciar una conversación sexy.

Sólo habla normalmente en una baja voz suave, y el resto seguirá sólo, de forma natural, fluirá.

Aquí hay algunas cosas perfectas para decir para entrar en calor cuando llamas

1 “¿Qué llevas puesto ahora mismo?”

2 “Me gustaría que estuvieras aquí conmigo en este momento …”

4 Diga algo malo a su amante, alguna travesura. Pero no menciones que quieres tener sexo telefónico.

El sexo telefónico es una de las mejores experiencia para masturbarse tranquilamente además de ser algo muy morbo.

Cierra los ojos, métete debajo de la manta y juega contigo mismo mientras hablas por un teléfono porno.

Verás como la sensación de calor empieza a extenderse por tu cuerpo, aumenta la excitación, empiezas a desinhibirte, y conduces a tu imaginación hacia un camino lleno de fantasías y morbo para finalmente llegar al climax mientras la chica gime al otro lado del teléfono y se corre para ti.