Efecto de la vasectomía en la vida sexual

Una vasectomía es una intervención que se hace en el aparato reproductor del hombre para evitar que este pueda llegar a eyacular. Con esto lo que se consigue es que no pueda llegar a tener más hijos de cara al futuro.
Sin embargo, el proceso es irreversible: es decir, que tenemos que estar plenamente seguros de lo que estamos haciendo antes de tomar cualquier tipo de decisión (aunque en algunos casos se puede llegar a revertir el proceso). Algunos hombres piensan que el hecho de no poder eyacular va a perjudicar de forma muy negativa a sus relaciones sexuales.

Toda la verdad de la vasectomía

La cirugía no afecta en ningún caso a la elección ni en la cantidad de placer que podamos llegar a sentir. De hecho, todavía se siguen fabricando espermatozoides aunque se evitará en cualquier caso que éstos puedan salir al exterior.
Cuando un hombre se somete a una vasectomía tiene que saber que está eligiendo un método bastante sencillo que se practica de forma muy habitual. Con esto te queremos decir que los riesgos asociados son mínimos. Realmente no tiene nada que ver con el desempeño sexual que el hombre pueda llegar a experimentar.
Se considera como un método anticonceptivo que ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo: en un primer momento era necesario utilizar un bisturí para realizarla, pero más adelante se introdujo lo que se conocía como una vasectomía sin bisturí.
Como consideraciones a tener en cuenta, y a pesar de que pueda no ser reversible, será de vital importancia que sea el propio hombre quien tome la decisión y que nadie externo pueda influir en ello, ya que se trata de algo muy personal.
En cualquier caso, no afectará para nada en el placer y erección que pueda sentir un hombre.