Ir a un sexshop con tu pareja

Si queréis probar algo diferente en vuestras relaciones sexuales, nosotros o recomendamos “ir a un sexshop con tu pareja”. Es una muy buena idea ya que allí podréis encontrar artículos que realmente nos atraigan y os ayuden a elevaros a nuevos niveles de placer que ni tan siquiera habríais creído posible.

Para bien, esto es mucho más fácil de decir que de hacer porque a la hora de la verdad, entrar a uno de estos establecimientos no es fácil para algunas parejas.

Por eso nosotros te vamos a dar algunos consejos para que la experiencia sea más interesante.

Consejos para entrar a un sexshop

 

Inhibición: Lo primero que tienes que hacer es vencer cualquier tipo de inhibición o idea preconcebida sobre estos establecimientos. Muchas personas sienten vergüenza de que alguien les pueda ver entrando a estos sitios. Recuerda que no tiene nada de malo y que ya se consideran tiendas que están plenamente aceptadas en la sociedad.

Es decir, que nadie se va escandalizar porque entres aquí y compres lo que te dé la gana.

Ahora bien, si realmente es superior a ti, siempre puedes echar un vistazo a tiendas online eróticas y comprar lo que quieras desde.

 

Abre tu mente: Estás entrando en un mundo nuevo en el que seguro que ya tienes todo un listado de cosas que no vas a hacer. Te recomendamos que abras un poco más tu mente y que dejes entrar en ella nuevas ideas sobre los diferentes artículos sexuales que existen. Quizá algo de ello te hayas negado pero cuando lo pruebes no puedas pasar sin usarlo.

 

Comparte opiniones con tu pareja: Ante todo no fuerces a hacer a tu pareja algo que no quiera. Empieza con cosas básicas y sencillas que los dos queráis y poco a poco iréis incrementando la intensidad.

Ahora ya sabes cómo hacer de esta experiencia algo mucho más sencillo.